El jugo que engaña al consumidor mexicano

No son naturales y no sustituyen a las frutas

La industria de jugos y néctares envasados se ha desarrollado sobre la base del engaño a los consumidores. Les ha hecho creer que estos productos son similares a los jugos obtenidos directamente del exprimido o trituración de frutas, lo cual es completamente falso.

De hecho, los jugos envasados están más cerca de los refrescos que del jugo natural extraído directamente de la fruta.

La normatividad ha contribuido a fomentar este malentendido al tolerar que se le llame “jugo” a una bebida con sólo 10% de contenido de fruta. Para colmo, muchas marcas incluyen cantidades menores de ese porcentaje.

A este engaño básico se han sumado muchos otros, algunos de los cuales rayan en lo insultante, como señalar en el empaque: “100% natural”.

En su gran mayoría se trata de líquidos con una pequeña porción de fruta y grandes cantidades de azúcares y otros ingredientes. Algunos afirman estar “adicionados” o “enriquecidos” con vitamina C, pero el contenido de esta vitamina está por debajo de un jugo natural. Y, en muchos casos, los estudios de laboratorio demostraron que los fabricantes mienten respecto a la cantidad de vitaminas y minerales que dicen contener sus productos.

Sigue leyendo en Poder del Consumidor

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *