Regresando de las vacaciones, lo primero que hice fué hacer “un corte de caja” en mis finanzas personales para así saber de a como realmente había sido el