Cuando das la mano y te agarran la pata

Varias veces me a sucedido que por el hecho de ser amable e intentar llevarme de buena manera con las personas que me rodean (sean del nivel que sean), algunos han intentado «saltar» esa división de respeto, y CREEN que uno es su pendejo alguien a quien pueden pasarse por el «arco del triunfo».

En mi trabajo, he tenido siempre gente a mi cargo, siempre trato de que mi área de trabajo se respire un aire de cordialidad y trabajemos de manera ordenada, cada quien cumpliendo con su chamba y no afectando a las demás área de la compañía. Pero ¡¡ ahhhh ¡! No falta el típico «valemadrista» que CREE que por tener cierta amistad conmigo, pueden hablarme de forma vulgar y querer hacer lo que se le pegue en gana. Jajaja

No confundan una buena relación laboral con amistad fraterna, no por ser uno «el buena onda» va a ser uno su pendejo tarugo.

Una cosa es Juan Domínguez… ¡¡Y otra cosa es NO ME CHINGUES!!

Esa personita ya no forma parte de mi equipo.

Acerca de Faro Viejo

Contador Publico que en tiempos libres se convierte en un autodidacta en cuestiones informaticas. :-)

Ver todas las entradas de Faro Viejo →

Un comentario en «Cuando das la mano y te agarran la pata»

  1. ah! Juan Dominguez , el limoncito que posteaba en PDAmexico ?? aahhh!! no , ese era Juan Domingo , jajaja
    No, faro, pos no te dejes caón (broma) jeje

    Siempre, hay que aclarar el punto!

    Se me fue en el anterior comentario del otro post una «a» Ups!! Soy de Leon, no, De Leona jaja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.