Murió el Sentido COMÚN

Murió el Sentido COMÚN Estuvo entre nosotros durante muchos años.

Nadie sabe a ciencia ciertas que edad tenía, los datos sobre su nacimiento hace mucho que se han perdido entre los vericuetos de la burocracia.

Será recordado por haber sabido cultivar lecciones tan valiosas como:
Lo ético como principio básico

El orden y la limpieza

La Integridad

La puntualidad

La responsabilidad

El deseo de superación

El respeto a las leyes y los reglamentos

El respeto por el derecho de los demás

Su amor al trabajo

Su esfuerzos al ahorro y gastar de acuerdo a sus necesidades
‘Sentido Común’ vivió bajo simples y eficaces consignas ‘no gastes más de lo que ganas’ y ‘los adultos, y no los niños, están a cargo’.
Sentido Común perdió terreno cuando los padres atacaron a los maestros sólo por hacer el trabajo en el que ellos fracasaron: disciplinar a sus ingobernables hijos; o cuando se confundieron los derechos humanos con no castigar la delincuencia, quitándole autoridad a la justicia y a los funcionarios de orden y seguridad.
Sentido Común perdió el deseo de vivir cuando los medios de comunicación vendieron su pluma al mejor postor perdiendo la ética y acallando la verdad, dando paso a la farándula y a la información incompleta o tergiversada.
La muerte de Sentido Común fué precedida por la de sus padres: Verdad y Confianza, la de su esposa Discreción, la de su hija Responsabilidad y la de su hijo Raciocinio.

Lo sobreviven sus tres hermanastros: Sólo reconozco mis Derechos, los demás tienen la Culpa, y Soy una Víctima de la Sociedad.
No hubo mucha gente en su funeral, porque muy pocos se enteraron de que se había ido.

Si no sabes que es el sentido común, aquì te enterarás

Enviado por:

Nan 2008

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.