Más que epidemia de influenza, fué una pandemia de ESTUPIDEZ

Estaba leyendo el magnífico blog del Sr. Gabriel Guerra y esta publicación de Él me pareció por demás interesante y sensata:

Les comparto un pequeño extracto de su escrito:

Hay personajes públicos que creen que pueden impunemente cuestionar la realidad de una epidemia que podría convertirse en algo peor, y que no se dan cuenta de que su paranoia sólo es superada por su estulticia.

Teorías de conspiración dignas de películas de los años 60 aparecen bajo el cobijo de individuos que uno creería más cuerdos, a la vez que otro sector de la población se aferra a las supersticiones para contener el contagio.

El cubrebocas se convierte en amuleto mientras que el agua y el jabón son súbitamente redescubiertos por un país que se preciaba de ser limpio pero que —ahora lo vemos— fue dejando de serlo.

Lee la nota completa en El Universal

Y con esto es lo último que escribo relacionado a la influenza, ya me tiene hasta la ….

Un saludo 🙂

Acerca de Faro Viejo

Contador Publico que en tiempos libres se convierte en un autodidacta en cuestiones informaticas. :-)

Ver todas las entradas de Faro Viejo →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.