La importancia de los desafíos…

image

Los japoneses siempre han gustado del pescado fresco. Pero las aguas cercanas a Japón no han tenido muchos peces por décadas.Así que para alimentar a la población japonesa, los barcos pesqueros fueron fabricados más grandes y así pudieron ir mar adentro todavía más lejos.Mientras más lejos iban los pescadores, más era el tiempo que les tomaba regresar a la costa a entregar el pescado.Si el viaje redondo tomaba varios días, el pescado ya no estaba fresco. A los japoneses no les gusta el sabor del pescado cuando no es fresco..

Para resolver este problema, las compañías pesqueras instalaron congeladores en sus barcos pesqueros. Así podían pescar y poner los peces en los congeladores.Además, los congeladores le permitían a los barcos ir aún más lejos y por más tiempo. Sin embargo, los japoneses pudieron percibir la diferencia entre el pescado congelado y el pescado fresco, y no les gustó el pescado congelado. El pescado congelado se tenía que vender más barato..

Así que las compañías instalaron tanques para los peces en los barcos pesqueros. Podían así pescar los peces, meterlos en los tanques, y mantenerlos vivos hasta llegar a la costa de Japón.Pero después de poco tiempo, los peces dejaban de moverse en el tanque. Aunque vivos, estaban temerosos y aburridos. Desafortunadamente, los japoneses también notaron la diferencia del sabor. Porque cuando los peces dejan de moverse por días y se contráen por la incertidumbre, pierden el sabor fresco-fresco. Los japoneses prefieren el sabor de los peces bien vivos y frescos.., no el de los peces aburridos y cansados que los pescadores les traían.

¿Cómo resolvieron el problema las compañías pesqueras japonesas? ¿Cómo consiguieron traer el pescado con sabor de pescado realmente fresco? Si las compañías japonesas te pidieran asesoría, ¿qué les recomendarías?

Tan pronto como una persona alcanza sus metas, tal como empezar una nueva empresa, pagar sus deudas, encontrar una pareja maravillosa, o lo que sea.., suele suceder que esta persona paradójicamente pierde la pasión en su vida. Ya no necesitará esforzarse tanto, así que se suelta y entra en un ánimo más bien pasivo.Alguien así experimenta el mismo problema que las personas que se ganan la lotería, o el de aquellas personas que heredan mucho dinero y que nunca maduran, o el de las personas que se quedan en casa que se hacen adictos a los medicamentos para la depresión o la ansiedad.

Para el problema de los pescadores japoneses hay solución, y es sencilla. Ron Hubbard a principios de los años 50 dijo: ‘Las personas prosperan extrañamente más, sólo cuando hay desafíos en su medio ambiente..’ Hubbard escribió en su libro ‘Los beneficios de los desafíos’, que mientras más inteligente, persistente y competente seas, más disfrutas de un buen problema. Si tus desafíos son del tamaño correcto, y si poco a poco vas conquistando esos desafíos, te sientes feliz. Piensas en tus desafíos y te sientes con energía. Te emociona intentar nuevas soluciones. Te diviertes, ¡te sientes vivo!

Así es como las compañías pesqueras resolvieron su problema de pescado fresco. Todavía ponen a los peces dentro de los tanques de sus botes pesqueros para mantenerlos vivos, sin embargo, ahora ponen también ¡un tiburón pequeño! dentro de esos tanques.. Claro que el tiburón se come algunos peces, pero los demás llegan muy, pero muy vivos..
Los peces así son desafiados. Tienen que nadar durante todo el trayecto dentro del tanque para mantenerse vivos. Y vivos, con la energía de su propia vida activa, es entonces cuando si satisfacen el educado y apreciativo paladar de los japoneses..

Vale decir con esto que lo que los japoneses realmente aprecian del pescado fresco, no es otra cosa que la energía de la vida misma.. Interesante, ¿no?

Preguntas.

¿Aprecias el sabor fresco de la energía de vida en tu existencia?,

¿o aceptas comerte el pescado de tu existencia aburrido y cansado, sin la excitante y efervescente energía que te hace ser y estar aquí?

¿Te interesa esto?

Además de los típicos desafíos que condimentan con vida fresca nuestro tránsito por este mundo, hay uno muy particular que de aceptarlo, nos puede permitir apreciar y celebrar la fuente original de este sabor fresco de vida que hay dentro de cada uno de nosotros.. ¡Pero eso tiene un precio! Es eso, es aceptar el desafío que aprender a vivir profundamente implica. Aceptar el desafío que implica aprender a sentir esta energía dentro de nosotros que nos hace vivir. Aceptar el desafío que implica aprender a detectar y a enfocarse en aquel poder maravilloso y perfecto que nos hace respirar.

Rafael Ferraro

Acerca de Faro Viejo

Contador Publico que en tiempos libres se convierte en un autodidacta en cuestiones informaticas. :-)

Ver todas las entradas de Faro Viejo →

Un comentario en «La importancia de los desafíos…»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.