La niña de Guatemala, la que se murió de amor.


Para estas tardes de lluvia y a veces de melancolía, es sano retraer un poquitín la mente, divagar y después reencontrarse con uno mismo y con tu realidad. Buena o mala, como tu la quieras, al fin y al cabo eres TÚ y tu mente volando.

Me gustó escuchar/ver este vídeo de la canción de La Niña de Guatemala, aunque en lo personal me gusta más en una escena de la película mexicana llamada Los Caifanes.

Ahhh Guatemala, tan exótica y moderna.

Acerca de Faro Viejo

Contador Publico que en tiempos libres se convierte en un autodidacta en cuestiones informaticas. :-)

Ver todas las entradas de Faro Viejo →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.